La primera vez que escuché sobre tecnologías vocales, fue hace muchos años, muchos, cuando un compañero de trabajo estaba todo el día repitiéndole a una diadema “Pozuelo”, “Alcorcón” y me mató la curiosidad. Fui y le dije, “¿se puede saber qué estás haciendo?”. Y me dijo, "estoy entrenando al software de reconocimiento de voz".

Leer más...